¿CUÁL ES EL CORRECTO USO DEL BOTÓN DE PÁNICO?

La implementación del botón de pánico ha sido un gran avance en los sistemas de alarma. En este artículo veremos cómo funciona este instrumento y cuál es su utilidad, para así poder darle un correcto uso.

El botón de pánico es, hoy en día, uno de los elementos imprescindibles dentro de los sistemas de alarmas, ya que es de mucha utilidad cuando éstos se instalan en negocio, pues brinda un plus de seguridad ante una situación de atraco o incluso de urgencia. El correcto uso de este botón puede ser de vital ayuda ante un inminente robo, pues puede alertar a las autoridades, lo cual permitirá un veloz accionar de estos, lo cual conlleva evitar el robo, detener a los delincuentes e incluso llevar a salvar vidas.

¿Cómo es el funcionamiento del botón de pánico?

Cuando el dueño de una alarma pulsa el botón de pánico, éste envía una señal de urgencia que es recepcionada por la Central Receptora de la empresa de Seguridad, la cual pone en marcha un proceso de emergencia, al cual se le brinda prioridad sobre el resto de los procesos que se estén llevando a cabo en la Central Receptora. Por ejemplo, si se ha activado la alarma de un negocio y al mismo tiempo es pulsado el botón de pánico de otro negocio, se le dará prioridad a este último ya que en este caso pueden correr peligro la vida de los usuarios.

Las Centrales Receptoras de la empresa de Seguridad al instalar los sistemas de alarmas suelen recaban la mayor cantidad de información posible acerca de la instalación a la que se le presta el servicio, por servirnos de un ejemplo, qué tipo de actividad se realiza allí, cuántos son los empleados que pueden utilizar el sistema de seguridad, cuáles son los horarios de aperturas y cierre, etcétera, para así, en caso de recibir una señal de salto de alarma o de botón de pánico, poder interpretarla de la manera más adecuada y así poder brindar una mejor respuesta.

El protocolo que se prosigue desde la Central Receptora cuando es recibida una señal de un botón de pánico es totalmente diferente al proceso que se prosigue cuando es recibido un salto de alarma en una instalación. Frente a este último hecho siempre, antes de informar a la policía, se prosigue un proceso de comprobación para descartar falsas alarmas y confirmar que el salto de alarma es real. Para ello se acude a las instalación y se visualiza lo que allí está sucediendo, también se chequean los vídeos proveniente de los detectores y si es pertinente se contrasta la información comunicándose con el usuario. Cuando se recibe una señal procedente de un botón de pánico el aviso a la guardia policial es inmediato, sin mediar ningún tipo de comprobación por parte de la Central Receptora.

Obviamente el cliente del servicio, al momento de firmar el contrato, es informado acerca de este protocolo de seguridad, por lo cual al hacer uso del botón de pánico, éste debe ser consciente de que no habrá verificación y se le dará aviso a la policía inmediatamente. Teniendo esto en cuenta, de más está decir que no se pueden efectuar pruebas de funcionamiento una vez instalado el sistema, así como tampoco se puede utilizar por una sospecha o alguna circunstancia probable que no esté absolutamente confirmada.

Haciendo un empleo correcto del botón de pánico se puede tener la certeza de que frente a una situación de urgencia se contará con el respaldo de la empresa de seguridad quienes notificarán inmediatamente a las fuerzas de seguridad para poder actuar y eludir una situación de mayor riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *